Noticias de osos: Las cámaras trampa captan un momento inusual

Nina se sumergió en el pozo de agua hasta que solo su cabeza permaneció sobre la superficie, estaba disfrutando la sensación del agua fría en aquel día tan caluroso. Esta poza de agua en particular, conocida como El Puente, es uno de los favoritos de los osos de anteojos como Nina, probablemente porque es más profunda que la mayoría de las pozas de agua del bosque seco. De repente se oyó el crujir de las ramas y el sonido de las hojas.

Primero uno y luego el siguiente, los cachorros gemelos de seis meses de Nina aparecieron en el camino buscando a su madre y se detuvieron en el borde de la poza de agua, mirándola en el agua.

Fotos de cámara trampa de gemelos cerca a la poza de agua de El Puente

El bosque seco es un lugar difícil para sobrevivir y muchas crías de oso no llegan a la madurez, por lo que, cuando nuestras cámaras trampa capturaron imágenes de Nina y sus dos cachorros en El Puente, nuestro equipo se emocionó muchísimo. Los osos de anteojos rara vez tienen gemelos, en más de 12 años de estudio de campo, Conservación del Oso de Anteojos-SBC ha documentado 34 camadas de cachorros y de ellas, solo siete de gemelos. Solo cuatro de estas crías sobrevivieron hasta la edad adulta, por lo que estos dos ositos tienen desafíos por delante. La alta mortalidad de crías en el bosque seco se atribuye en gran medida a la salud de la madre. Cuando las osas no tienen suficiente comida no pueden alimentar a sus cachorros y dejan de amamantar. Es por eso que venimos trabajando arduamente para proteger el sapote, la fuente de alimento más valiosa para los osos del bosque seco.

Los osos de anteojos en el bosque seco del Perú obtienen la mayor parte de su nutrición del sapote, una fruta similar a una palta. En los días calurosos de fines de noviembre, los osos de anteojos comienzan su descenso anual por empinados acantilados después de pasar la temporada de invierno en el norte de los Andes peruanos, recorriendo casi 300 metros hacia el fondo del valle en busca de sapotes. Pueden llegar a perder hasta el 75% de su peso corporal cuando llegan a su destino. El sapote, en temporada de diciembre a febrero, significa la supervivencia de estos osos de anteojos, especialmente para las hembras. Es un recurso alimenticio vital que les ayuda a ganar suficiente peso antes de regresar a las montañas en marzo. Las cámaras trampa colocadas en puntos clave demuestran el aumento de la actividad de los osos cada año durante este período.

Vista del terreno montañoso recorrido por los osos en el bosque seco
Árbol de sapote durante la temporada de verano

Nuestra investigación muestra que durante gran parte del año las osas luchan por mantenerse saludables, pero su condición mejora considerablemente cuando tienen acceso al sapote. Cuando las hembras como Nina pueden alimentarse de este recurso, ganan suficiente peso para reproducirse y continúan amamantando a sus cachorros. Esto significa que la supervivencia de las crías y también de la población adulta dependen del acceso continuo al sapote.

Las fotos de cámara trampa como estas no solo documentan la salud y la demografía de la población de osos, sino también áreas importantes que son utilizadas por los osos, como aquellas con árboles de sapote que deben protegerse de la amenaza de la expansión de la actividad agrícola. Estamos utilizando datos de cámaras trampa para ayudar a definir un corredor de conservación que protegerá la tierra de elevaciones altas a bajas y preservará las áreas de bosque seco que los osos necesitan para sobrevivir.

Proteger la tierra y el sapote es clave para proteger a los osos de anteojos del bosque seco.

Nina y sus crías cerca de la poza de agua de El Puente

    Regístrate en nuestro Boletín Informativo: