QUÉ HACEMOS

Nuestro enfoque para proteger a los osos de anteojos y su hábitat

Nuestro enfoque integral para proteger a los osos de anteojos y su hábitat se centra en la interacción de la vida silvestre, la comunidad y la tierra. Hemos desarrollado un modelo de conservación basado en el empoderamiento de las comunidades, la protección del hábitat y la investigación para maximizar nuestro impacto en la conservación y abordar desafíos clave que enfrentan los osos de anteojos. Centrarse en los osos (una especie clave y paraguas) también protege estratégicamente a otros animales en estado silvestre y los ecosistemas locales.

Utilizamos la investigación científica para aprender sobre los osos e identificar áreas prioritarias de hábitat. Comprender las necesidades biológicas y las amenazas a su supervivencia nos ayuda a proteger mejor a los osos de anteojos.

Simultáneamente nos asociamos con comunidades locales que poseen tierras con hábitats ideales para osos y contribuimos a que comprometan sus tierras para crear áreas privadas de conservación. Trabajamos para empoderarlos a través de la educación para la conservación (nuestro Programa Guardianes del Bosque) y el sustento económico alternativo (nuestro Programa Felti) para reducir el conflicto humano-oso y la presión sobre el hábitat del mismo. A través de estas asociaciones comunitarias y la colaboración con propietarios privados de tierras, gobiernos y organizaciones de conservación, estamos creando áreas de conservación para asegurar hábitats prístinos para el oso de anteojos.

Amenazas y desafíos

Conflictos humanos-vida silvestre

La vida silvestre y las personas deben coexistir, pero a veces sus necesidades no se encuentran alineadas. Debido al rápido aumento en el uso y desarrollo humano en el bosque seco ecuatorial, el bosque montano y el páramo, la probabilidad de conflictos con osos de anteojos está aumentando.

Pérdida de hábitat y fragmentación

Los osos de anteojos y el tapir de montaña son grandes mamíferos que requieren extensas áreas para desplazarse y buscar comida. La pérdida de hábitat y la fragmentación que producen la agricultura, el pastoreo de ganado, el desarrollo social y los incendios forestales dan como resultado poblaciones aisladas que enfrentan un grave riesgo de disminución debido a la falta de alimentos. Además, cuando los individuos no pueden desplazarse y reproducirse con diferentes poblaciones, esta falta de diversidad genética puede hacer que las poblaciones existentes sean más susceptibles a las enfermedades y tengan un bajo éxito reproductivo. Vemos que esta amenaza a nuestra población de osos del bosque seco se está incrementando a un ritmo alarmante.

Muchas tierras comunales tampoco están legalmente registradas, lo que las hace vulnerables a la extracción de recursos como la minería y la tala, lo que compromete enormemente el hábitat.

Falta de conocimiento

Los osos de anteojos son la especie de osos menos estudiadas a nivel mundial, y la mayor parte del conocimiento que tenemos viene de osos en cautiverio. Es probable que en las próximas décadas el riesgo de extinción de los osos de anteojos aumentará más rápido que para cualquier otra especie de oso. La falta de conocimiento sobre los osos de anteojos en estado silvestre limita nuestra capacidad para desarrollar planes de manejo efectivos porque aún ignoramos cuáles son sus necesidades ecológicas en la naturaleza. Es por eso que la investigación científica es de vital importancia para la conservación del oso de anteojos.

SOLUCIONES

EMPODERANDO A LAS COMUNIDADES LOCALES

La educación, la capacitación y las oportunidades económicas cambian el comportamiento y las percepciones sobre la conservación, lo que reduce la presión sobre el medio ambiente local. Para que la conservación sea efectiva, las comunidades locales deben tener un papel directo y beneficiarse de las decisiones de conservación. Nuestro Programa Guardianes del Bosque brinda educación para la conservación e implementa iniciativas locales que resultan en impactos positivos y cambios de comportamiento en la comunidad. Nuestro Programa Felti incentiva la conservación y la protección de tierras comunitarias al proporcionar un medio de vida alternativo e ingresos para las mujeres locales que no está relacionado con el uso de los recursos naturales.

PROTEGIENDO EL HABITÁT

Identificamos áreas ideales para el oso de anteojos y luego nos aliamos con las comunidades que poseen esas tierras para comprometerlas en su designación como áreas de conservación. También compramos áreas privadas no comunales y apoyamos el manejo y la expansión de las áreas protegidas nacionales existentes en nuestra región. Una vez que el hábitat se ha convertido en un área protegida, no puede ser alterado por el desarrollo social, la extracción de recursos o la agricultura.

REALIZANDO INVESTIGACIÓN

Las decisiones de conservación de SBC se basan en la investigación científica. Controlamos continuamente las poblaciones conocidas de osos y ampliamos nuestra área de estudio para encontrar otras nuevas. Analizar la demografía del oso, el uso estacional del hábitat y los recursos críticos que los osos necesitan para sobrevivir nos ayuda a identificar áreas prioritarias de hábitat. También compartimos nuestros datos con la comunidad científica y colaboramos con organizaciones de conservación, instituciones académicas y gobiernos para maximizar nuestro impacto de conservación tanto para los osos de anteojos como para otras especies silvestres.

    Regístrate en nuestro Boletín Informativo:

    Double your impact for spectacled bears!

     
    Until May 31, all gifts will be doubled up to $10,000 for our habitat enhancement program in northern Peru! You can help give bears the food and water resources they need to thrive.
     
    Will you help us reach our goal?

     

    Yes, I want to help!