Investigación con cámara remota

Las cámaras trampa permiten a los científicos tomar fotos de animales esquivos, animales rara vez vistos en campo abierto, sin que haya que pulsar el botón. Las cámaras se colocan en el hábitat natural del animal y se activan automáticamente para tomar una foto cuando un animal pasa por allí. Estas cámaras son también conocidas como cámaras de infrarrojos pasivos. La cámara está vinculada a un detector que está constantemente escaneando los alrededores de las fuentes de longitudes de onda infrarrojas. El calentamiento de los cuerpos de los animales emiten infrarrojos, el calor del cuerpo del animal se irradia en el medio ambiente. Las cámaras de infrarrojos pasivos están arregladas para hacer una foto cada vez que una fuente de calor en movimiento es detectada dentro de la zona analizada. Esencialmente, las cámaras funcionan como los ojos en el bosque para que los científicos puedan estar lejos de esa zona, pero aún así saber qué especies o que oso identificado está en la zona.

Las fotografías tomadas por las cámaras trampa se recogen mensualmente y permite a los científicos identificar individualmente a los osos de anteojos, analizando la marca facial blanca alrededor de sus ojos. Una vez que un oso es identificado, los datos se introducen en una tabla en curso que se utiliza para calcular el número de osos de anteojos que se encuentran en la zona. Esto se hace a través de un método estadístico conocido como "captura-recaptura." Los científicos observan a cuantos ojos de anteojos la cámara ha tomado foto (o “capturas”) durante un cierto período - por ejemplo, 4 meses. Luego ellos monitorean a cuantos de los mismos osos la cámara tomo una foto (“recapturas”) durante el siguiente mes. Los programas de computadora utilizan modelos estadísticos para convertir estas piezas de información en una estimación del número total des ojos de anteojos de las nieves en la zona.

SBC comenzó un estudio con cámaras trampa a control remoto en el 2008 con fondos de la Asociación Internacional de Investigación y Gestión de Osos y se continúa este estudio con el apoyo continuo de la Sociedad Zoológica de San Diego. Pozos de agua distantes fueron descubiertos y 2-3 cámaras fueron desplegadas en cada lugar. Hasta la fecha más de 38 osos particulares y oseznos han sido identificados usando estas cámaras y una población estimada está actualmente en curso.

 

 

 

 

 

 

 

Organización para la Conservación del Oso de Anteojos

Investigación científica. Educación. Labor Social.